Designed by Free WordPress Themes, thanks to: SCNPL.org, rus-business.com and Adams-Trade.com

Prueba Maserati GranSport V8 2007´ by Autopasione.com

En la vida uno suele tener sueños desde pequeño. Muchos no consiguen llegar a ese sentimiento tan deseado. La satisfacción, orgullo y cuidado por ese objetivo anhelado no tiene comparación alguna. Nos encontramos ante un ejemplo de muchos años de esfuerzo.

Vivimos una jornada completa con un Maserati GranSport V8 4.2.

Estas joyas italianas tienen fama de ser “débiles” en su mecánica y electrónica. Sin embargo, la felicidad y experiencia de su propietario con este Maserati nos hace quitarnos de la cabeza esta idea, su satisfacción lo dice todo.

Tenemos con nosotros un Maserati GranSport en negro brillante y llantas “titano” de 19”. Es un modelo matriculado en el año 2007.

Estéticamente es muy musculoso en sus formas. Su lateral es bajo, con un spoiler aerodinámico y trasera dominada con salidas ampliadas para alentar el flujo de aire debajo del automóvil. En perspectiva se ve poderoso y estilizado.

El toque de fuerza lo aportan sus escapes situados en cada lado, cuatro en total. Su interior integra cuatro cómodos asientos, cuidados en perfecto estado.

El habitáculo forrado en piel de color beige inunda todo lo que veo. Incluso el techo está cubierto de este material noble y trabajado a mano. Me Encanta su volante con la parte superior en fibra de carbono, detalle que mantiene la marca del Tridente en el actual GranTurismo.

 

La unidad de pruebas monta un escape espectacular credao por “Larini” que emite un sonido evocador. Tenemos con nosotros un motor atmosférico de origen Ferrari con una respuesta increíble. Sorprende su potencia en bajo y medio régimen a pesar de ser un atmosférico.

Ya desde las 1.500 rpm empuja de forma contundente, cuando paso de las 3.200 rpm obtengo una reacción embravecida, sigo acelerando hasta las 6.500 rpm donde la bestia que lleva dentro se desata hasta el corte posicionado en las 7.500 rpm.

La aguja del tacómetro me recuerda a la aguja de una báscula subiendo, se eleva de vueltas con la misma rapidez. Llevo tiempo sin conocer como un motor sube de revoluciones con tanta facilidad.

Conforme paso varios núcleos urbanos, dejo atrás un sonido potente y aterciopelado. Suelto el acelerador y varias detonaciones se desprenden de sus escapes. Este Maserati me pone la piel de gallina tras toda una jornada conduciendo un GranSport de la “vieja escuela”. Me gusta ver como la marca del Tridente de Neptuno, trabajó a conciencia en el desarrollo de suspensión para dar como resultado un comportamiento dócil frente a baches, y receptivo para no ser incómodo.

El patrón lúdico con las levas de cambio “cambiocorsa” se vuelve adictivo. Subir y bajar de velocidad es algo que obsesiona. La cara de satisfacción me invade, ahora se cómo se siente de verdad un “gentleman driver” al volante.

 

Después de una dura jornada de trabajo, llega el fin de semana y el tiempo libre para Gran turismo con GEN V8 único en su especie, un deportivo de circuito homologado para la carretera. Hemos conocido el juguete de su afortunado propietario capaz de darle pasión y alegría en sus ratos libre.

Prueba realizada por Antonio Trescastro en www.autopasione.com para el Club Maserati España

Agradecemos a su propietario J.A por cedernos la unidad de pruebas.

Etiquetas: